Tapita del 25 de Julio del 2017. Trio de guitarras nº 9.

25 07 2017

ILUSTRACIÓN: Acuarela.Gualberto

Tapita del 25 de Julio del 2017. Trio de guitarras nº 9.

La Tapita de hoy es otro trio de guitarras, el nº 9… es una mezcla de balada con partes psicodélicas y modulaciones a zonas remotas de la tónica a veces a través de cromatismos.
También parece que alguna de las guitarras se mueve en zonas remotas del planeta .. el desierto de Sonora, montañas perdidas de Almería, algunos senderos del camino de Santiago
Incluso en esas zonas remotas y áridas se encuentra algún pozo de agua fresca que endulza las melodías y te topas de pronto con un Oasis, o una Glorieta de los Lotos fresca que no es producto de un espejismo.
De ahí esos cambios cromáticos buscando salida al calor del desierto encontrando el parque en los tonos menores de blues, que suenan tan familiares y entrañables como los patos de la glorieta de los lotos, o el sonido del aire que sopla en las ramas de los enormes eucaliptos de la plaza de América.
O las fuentes de agua fresca que dan vida al peregrino que ha perdido el camino y renueva sus fuerzas.

 

 





Tapita el 23 de Julio del 2017. Evocación del Harlem.

23 07 2017

ILUSTRACIÓN:lápices de colores.Gualberto

Tapita el 23 de Julio del 2017. Evocación del Harlem.

La Tapita de hoy “evocacion” de Harlem, es un trio de dos guitarras y un sitar ademas de batería.
me refiero al Harlem de New York.
Estuve viviendo allí en el verano de 1969 y toqué en muchos de los numerosos clubs de jazz y locales donde se tocaba música en directo en el barrio.
Toqué varias veces con dos chicos amerícanos que formaban un duo de guitarras y tocamos en trío yo tocaba la guitarra española y ellos dos acústicas. también toqué con una cantante del barrio la mujer de un vecino que eran afroamericanos… ella cantaba y yo tocaba la guitarra montamos temas clásicos de jazz, de blues y también tocábamos cosas como la chica de Ipanema Orfeo negro y mezclas de cosas de jazz. También yo tocaba alguna cosas flamenca como por burlería o soleá pero yo solo.
No eran locales grande pero si que había una costumbre de salir a escuchar músicas en los bares y locales. también se ponían en las puertas de las casas a tomar el fresco sentados en las escaleras y en los portales, había bastantes hispanos y y o me sentaba a veces con ellos y me ponía a tocar con ellos, de vez en cuando venía alguien con una flauta o un saxo o un trombón.
Un día conocí a un músico en casa de mi vecino que tocaba dos saxos a la vez, uno siempre dando una nota pedal y con el otro saxo tocaba los solos, hacía la respiración circular y nunca se paraba el sonido… “ increíble.
En fin creo que es la única tapita donde he tocado con un sabor casi de jazz por la armonía y los giros melódicos del sitar; creo que están bastante inspiradas las melodías del sitar, la guitarra tocando acordes de quinta disminuida enlazados con séptimas mayores que le dan un toque nostálgico de voces como la de Billiy Holiday y también de algunas cosas de Miles Davis lentas de blues… la otra guitarra distorsionada pero casi de fondo, recuerda que estábamos en plena explosión Hippie.
Creo que el sitar se ha acordado de esa época que vivi en el Harlem. Por cierto, me lo compré ese verano un mes antes de venirme para Sevilla y me pasé varios días sin salir de la casa tocando el sitar y comiendo solo tostadas de pan bimbo con peanut butter and jelly, o sea, manteca de cacahuetes con mermelada y pan Bimbo americano, aunque esto no tiene nada que ver con la música de la tapita o quizás si?

 





Tapita del 22 de Julio del 2017.Trio de guitarras nº 8 (de camping)

22 07 2017

 

ILUSTRACIÓN: acuarela y tinta china.Gualberto

Tapita del 22 de Julio del 2017.Trio de guitarras nº 8 (de camping)

La Tapita de hoy, es un trio de guitarras electricas, para mi son estas tres guitarras como tres caramelos de esos con sabor a violetas que eran pequeñitos y de color violeta con un aroma familiar y entrañable.
Los sonidos de estas guitarras para mi tienen ese sabor entrañable y desde luego el tipo de improvisación es el que tocábamos cuando íbamos de camping algunos amigos y amigas y casi siempre había una guitarra, una armónica y a veces incluso mas de una guitarra.
Aunque siempre se sacaban esos pañuelos de cuadros rojos y blancos o verdes y blanco y suponían sobre él algunas cosillas para picar tortillas un poquito de queso etc, el plato fuerte creo que era la guitarra, la armónica y cualquier cosa de percusión… empezábamos a tocar canciones de los Beatles dependiendo de quien hubiera venido, casi siempre había alguna chica americana y aprovechábamos para aprendernos bien las letras de las canciones, pero casi siempre teminábamos o por lo menos yo siempre tanto si había una guitarra como dos (mucho mejor) terminábamos tocando cosas parecidas a las que he tocado hoy en estas tapita. ¿que como hacía los sonidos raros espacio y psicodélicos con una guitarra de madera que no era electrica? pues a veces solo estaban en nuestra cabeza o acabamos sonidos frotando las cuerdas y tocándolas fuera del mástil rascando con la púa en los bordones haciendo glissandos, en fin es difícil explicar pero el tipo de armonía sencilla daba pie para pasarse horas tocando y sacando sonidos tanto con la voz como con la guitarra.
Por eso el sonido de las guitarras de esta tapita me parecen tres caramelitos de Violetas por el sonido entrañable de día de camping que me trae a la memoria. Son tres guitarras diferentes las que he tocado pero se compenetran muy bien porque cada una tiene un sonido muy diferente.
En fin un trío de guitarras herederas espirituales de esos días de camping.

 





Tapita del 21 de Julio del 2017. Soliloquio andaluz nº 3.

21 07 2017

 

 

 

 

 

ILUSTRACIÓN: acuarela y tinta china.Gualberto

Tapita del 21 de Julio del 2017. Soliloquio andaluz nº 3.

La Tapita de hoy es otro soliloquio andaluz, con un ritmo suave como ciertos vinos que se hacen en los valles de Montilla, (Córdoba) aunque mas que un soliloquio es una contemplación del atardecer en esos valles y colinas suaves donde están emplazadas algunas fincas rústicas y alguna que otra bodega donde reina una calma milenaria hecha de penumbra y soledad y se conserva no solo el vino sino también una luz especial, hecha de frescor y tierra barrida con escobas de Jara y varetas.
Hace poco estuve en Sanlucar y en Chipiona y pude comprobar también esa luz de penumbra antigua que te la puedes encontrar tambien en el Zajuan de cualquier casa.
Quizás algo de esa calma se haya colado en esta tapita tranquila que fluye sin obstáculo por el aire de esta mañana del Aljarafe sevillano.
Está tocada con un ritmo de base casi naif por bulerías una seccion de cuerdas de fondo, una guitarra electrica creando atmósfera,  un contrabajo y el sitar que está contando lo que está contemplando.





Tapita del 20 de Julio del 2017.Mil novecientos sesenta y seis.

20 07 2017

ILUSTRACIÓN.  acuarela y tinta china

Tapita del 20 de Julio del 2017. Mil novecientos sesenta y seis.

La tapita de hoy está tocada con la Veena y varias guitarras eléctricas. esta tapita está impregnada del espíritu de mediados de los sesenta., o mejor dicho de la música que yo escuchaba y tocaba en esa época… Animals, Beatles, The incredíble String Band, Jimi hendrix, country Joe and the Fisch, Spencer Group. Pnk F. en fin no voy a hacer un análisis antropológico de la Tapita, pero si quiero decir que hay sonidos que vuelven de vez en cuando no por el sonido mismo, porque la venta yo no la tocaba todavía en esa época y además ni sabía que existía, pero ese mas que nada la combinación de sonidos que hay en esta tapita, canciones de los Beatles como Tomorrow never Knows presenta aun poco lo que quiero definiir aquí, esa mezcla de psicodelia, exotismo y rock que entones estaba en el aire y parece ser que de vez en cuando nos llega alguna ráfaga que en vez de enrarecer el ambiente más bien lo refresca con su aire intemporal y siempre nuevo por la originalidad de la época y la busqueda continua de la creatividad en la música sin prejuicios de ningún tipo.
En fin, aunque la veena tiene un papel importante en esta tapita las guitarras crean toda la atmósfera, una de ellas está tocando armónicos arreglados, otra hace acordes y bajos y toca algunas frases limpias nítidas como las ramas jóvenes de un árbol y otra tiene un sonido disorsionado haciendo solos que contrastan con la veena y las demás guitarras y otra o mejor dicho la misma que toca el solo se encarga al final de hacer esos sonidos o quizás ruidos porque son sonidos difíciles de definir y que solo una guitarra eléctrica de esa época puede producir… aunque la verdad es que la música siempre suena en el presente y esta ademas esta tocada en el presente pero puede recordar cualquier época.





Tapita del 19 de Julio del 2017. curvatura espacio tiempo o agujero de gusano

19 07 2017

ILUSTRACIÓN: acuarela.Gualberto

Tapita del 19 de Julio del 2017. curvatura espacio tiempo o agujero de gusano

La Tapita de hoy es una tapita espacial con tres guitarras eléctricas, casi siempre atacando la nota con el volumen a cero y subiéndolo poco a poco manteniéndolo después con el vibrato.
Anoche me fui a dormir a la azotea para huir del calor y la verdad es que soplaba una brisa suave muy agradable.. había nubes en el cielo y entre nube y nube alguna estrella; a medida que avanzaba la noche se veían mas estrellas en los espacios oscuros que dejaban la blancura de las nubes; era un cielo irreal y cuando me di cuenta me encontraba volando por las nubes sin moverme del Tatami en el que estaba medio dormido pero no como si fuera un viaje astral de los que hablaba Lob sa rampa en su libro el tercer ojo sino mucho más real porque se vuela mucho mejor con la imaginación que con una nave espacial, sobre todo si la nave eres tu mismo y vas a la derecha con solo pensar que vas a la derecha o a la izquierda o arriba o abajo.
En fin ese viaje nocturno es el que trato de describir con esas tres guitarras eléctricas con esos sonidos sin ataque y que parecen que salen del mismo aire sin necesidad de instrumento.
Con ese sonido se puede viajar por el espacio curvando el tiempo igual que el vibrato de la guitarra curva la nota y la convierte en un glissando interminable como un agujero de gusano que empieza en una estrella y termina en otra a miles de años luz de distancia, aunque las notas que provocan este efecto estén solo a unos pocos centímetros unas de otras pero el vibrato hace que pase por todos los microtónos (que son infinitos)

El sonido de mi guitarra Hamer (con ella he tocado las tres pistas) es un sonido normal no tiene ningún efecto, solo que la he tocado con la pastilla sustain que mantiene la nota sostenida en el tiempo, y es el vibrato el que hace como agujeros de gusano doblando el espacio y el tiempo al doblar la nota y le da ese toque espacial casi psicodélico… y también que no sabía muy bien si estaba dormido o despierto.

 

 

 

ILUSTRACIÓN: acuarela.Gualberto





Tapita del 17 de Julio del 2017.Balada para tres guitarras (trio nº 5) para Antonio Díaz

17 07 2017

 

 

 

 

 

ILUSTRACIÓN: Acuarela.Gualberto

Tapita del 17 de Julio del 2017.Balada para tres guitarras (trio nº 5) para Antonio Díaz

La Tapita que es una balada ( dedicada a mi amigo Antonio Diaz famly and friends) con tres guitarras, que para mi tienen aromas de las cosas que escuchábamos allá por los años 70, no con el mismo formato que lo que estoy tocando ahora pero si que hay muchos guiños a sonidos que se escuchaban en esa época que ahora se le llama Wintage y que en realidad no deja de ser música con raíces dado el tiempo que ha pasado, aunque no se trata de una copia de nada, pero ya se sabe que hay cosas que siempre están presentes, por el ejemplo el olor a dama de noche que de vez en cuando en el calor de la noche te invade es una de esas cosas eternas… El recuerdo de mi amigo Antonio “el Gaché” como lo llamaba Ricardo y todos nosotros; su presencia tranquila daba seguridad al grupo sobre todo ritmicamente, nunca había duda en sus notas, yo ahí tenía como una especie de red de seguridad y me podía dedicar a improvisar todo lo que quisiera sin que el ritmo titubeara lo más mínimo, eso era marca de la casa de Antonio.
En fin, mi recuerdo de Antonio no es triste sino alegre, por eso digo que hay cosas que siempre estarán y no estoy diciendo nada nuevo
Todo el mundo sabe que las cosas que están basadas en la auténtica amistad siempre siguen existiendo por mucho tiempo que pase, es una de las cosas que trasciende al tiempo y que siempre conserva el calor.
Al ver el video que ha puesto hoy Antonio Cuevas gran amigo de Antonio y mío he sentido ese calor que había esa noche allí en Osuna en el tributo a Antonio.
En la música es donde más se conservan las cosas que no se pueden explicar y donde están más a gusto todas esas sensaciones vividas en épocas pasadas que recobran de pronto toda su emotividad a través de unas cuantas notas.

 








A %d blogueros les gusta esto: