Tapita del 22 de Octubre( the fisrt movement)

22 10 2012

ILUSTRACIÓN:Entrada imaginaria, dibujo a lápiz. Gualberto.

Tapita el 22 de Octubre

The first movement

[audio https://gualbertogarcia.files.wordpress.com/2012/10/22-octubre-2012.mp3]

La Tapita de hoy tiene letra que habla de la teoría del movimiento de Aristóteles. Jessica por aquél entonces  mi novia, estaba estudiando griego en la universidad de Saint john  en Annapolis y yo le puse música a su letra.

La de hoy es una versión cantando el sitar como hice el otro dia con One hoples whisper. Le he metido una guitarrilla un poco más crunch que en el disco en el que grabé este tema con Smash.Un tema que cuando lo compuse estaba muy influenciado por George Harrison… y  también Clapton y por supuesto tiene aromas de la época, aunque el sitar desde luego ayuda a poner el tema en el presente.

Anuncios

Acciones

Information

One response

24 10 2012
Gonzalo Pozo Lepe

Clapton, el genio que desde la gloria descendió a la infernal obscuridad a lomos del ardiente caballo que, afortunadamente, desmontó antes de abrasarse para ascender de nuevo hasta la resplandeciente luz que irradia su renovado e incuestionable talento. Harrison, al que, aunque justamente valorado por muchos, la historia lo elevará aún más, mucho más, hasta la cota que realmente se merece, sin eclipses.

Dos dignos referentes para acompañar al cantor sitar de Gualberto. Otro genio al que también, aunque igualmente muy reconocido por muchos, la historia, que no entiende de movidas esnobistas, lo elevará hasta el lugar que en verdad le corresponde.

La música es la armoniosa secuencia de sonidos que un creador extrae del silencio eyectándolos para ser interpretados por la imaginación de quien la escucha. En su génesis, el autor puede valerse de una guitarra, una armónica, una humilde ocarina y un simple tambor de lata, pero, en su mente, un buen “escuchador” puede transformar ese reducido conjunto de instrumentos en la más completa orquesta sinfónica y escucharla (valga la redundancia porque la música no se oye, se escucha) con toda la grandiosidad de sus pianos minuendos, contrapuntos y apoteósicos crescendos. Solo se necesita la síntesis del germen concebido por su “inventor”.

Creo que todos los que escuchen la música de Gualberto (toda su trayectoria) aplicando este criterio, coincidirán conmigo en que, efectivamente, su sitio en la historia no le será arrebatado.

Gonzalo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: