Tapita del 23 de Agosto del 2014.Improvisacion 260

23 08 2014

23 agosto 2014

 

 

 

 

 

 

 

ILUSTRACIÓN: dibujo a lápiz

Tapita del 23 de Agosto del 2014.

Improvisacion 260

[audio https://gualbertogarcia.files.wordpress.com/2014/08/23-agosto-2014.mp3]

La improvisación de hoy, utilizando también la quinta disminuida pero ahora con la tercera mayor l sexta mayor y la séptima mayor es igual de hipnótico que la que hice hace unos días con la tercera menor la sexta menor y la séptima menor que comenté que daba la sensación que esas notas tenían como un revestimiento triste y melancólica… si embargo no era solo por la quinta disminuida sino por l a escala entera porque hoy también tiene la quinta disminuida pero no da esa sensación de ni de tristeza ni de melancolía sino de misterio, pero no religioso ni de cosas grandiosas y trascendentes sino de un misterio que no sabe de que se trata porque si no so sería un misterio. En fin es un misterio que no es que se trate de descubrir     ni descifrar si no otra vez que haya implícito en las notas de esa escala que crea una atmosfera propicia.

Sin embargo te da pie a entrar en acción acelerando el ritmo y aunque andes dando vueltas alrededor de un laberinto una ay otra vez de pronto cuando vuelves al principio o recurres al misterio del principio del tema (curiosamente al final del tema o quizás para darle un sentido de unidad) resulta que estas ya fuera del laberinto

mirando un grano de trigo semienterrado en la triera del que sale un pequeño brote que es la esperanza de una planta nueva que quizás de muchas espigas que se balanceen al sol.

Ese era el misterio de esta escala (creo yo)

misterio grande pero pequeño y al mismo tiempo indescifrable.

Porque no es un enigma que haya que resolver, sino solo admirar, quizás por eso se engolfa uno en esta escala tocándola una y otra vez combinando las notas en diferentes intervalos y cada vez te va sonando mejor y vas sintiéndote a gusto acelerando poquito a poco el ritmo como cuando das un paseo y los veinte minutos de empezar te das cuenta de que ya vas mucho más rápido y respirando mejor. Pues eso pasa con esta escala, pero no solo en el instrumento solista, en este caso e sitar sino incluso en las guitarrillas adyacentes del entorno atmosférico alrededor de la melodía que es donde esta el soporte auténtico y centro tonal.

Todas las frases terminan en la misma nota no importa que vericuetos recorras para llegar a ella, y eso mismo es la sensación de laberinto y misterio que te obliga a seguir tocando disfrutando mientras tocas.

Menos una aparte alrededor del minuto 5 donde se me baja un poco la tercera cuerda del sitar (que la acababa de poner nueva) y estuve a punto de parar, pero conseguí afinarlo mientras seguía tocando aunque se nota claramente… pero bueno no me voy a afligir por eso que son gajes del oficio.

En realidad cada escala tiene su propia personalidad y dependiendo del estado de ánimo te apetece una u otra.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: