Tapita del 30 de Abril del 2020.Sitar guitarra eléctrica y percusión.

30 04 2020

 

ILUSTRACIÖN: con mi vieja fender.

Tapita del 30 de Abril del 2020.Sitar guitarra eléctrica y percusión.

Como echo de menos esos pasitos que me daba con mi amigo Antonio Falcón por Triana, empezábamos por las tortillas de camarones y terminábamos en la plaza de abastos; a veces nos encontrábamos a Angel Vela, a mi amigo Antonio Aguilar, en la Alboreá o en la calle Castilla, a algún compañero del colegio y del equipo del Betis a Fernando el del cañaveral en mariscos Emilio en fin… no pasa ná, cojo la guitarra y el sitar y me doy un paseito por el mástil del sitar y de la guitarra, un pasito sin prisa tranquilo disfrutando del sonido de la guitarra y el sitar igual que disfrutaba de mis paseitos con mis amigos, por eso con este ritmo de percusión que he puesto en la tapita y la  guitarra andando alrededor del sitar, creo que  es lo mas parecido a mis paseitos de antes de la confinación, y lo disfruto casi igual, y espero que vosotros también.





Tapita del 29 de Abril del 2020. Versión de Riple.

29 04 2020

 

ILUSTRACIÖN:Acuarela.Gualberto

Tapita del 29 de Abril del 2020. Versión de Riple.

 

Hola mi querido amigo A.Falcón, hoy aquí en la lejanía espacial y tumultuosa Taberna galáctica estoy haciendo menos, aquellos tiempos en los que yo andaba bastante por el famoso pueblo de Woodstock con mi amigo Juanete Fernandez camacho en plena efervescencia Hippie, y no mer refiero el día del festival que también pero unos años mas tarde ene el 71 o 72, en esa época estábamos Juanete y yo en ese increíble pueblo donde Dilan tenía una casa y un estudio donde de vez en cuando ensayaba con The band, y aunque estuve muchas veces allí no vino Dilan a la casa mientras yo estaba por allí, pero eso es otra historia, lo que echo de menos hoy aquí en la lejanía interplanetaria es el ambiente, las canciones que se cantaban y he elegido Riple porque en aquella época era como un himno… muchas veces la cantábamos en grupo en fiestas en el caluroso verano y nos lo pasábamos muy bien haciendo voces diferentes y participando sobre todo guitarras acústicas, armónicas de blues alguna que otra flauta y un amigo que iba siempre descalzo con un arpa irlandesa y un perro com el de la dama y el vagabundo, yo tenía una guitarra flamenca con la que tocaba por la noche en un club ” the Joyous Lake… en fin esa canción entre otras sonaba mucho y todo el mundo participaba… no se porque esa canción me recuerda un poco a We can to Smash this time, un tema como tu bien sabes que grabamos el grupo Smash, y que Julio Matito cantabade una forma que mejor no se puede cantar con un leve acento Dilaniano y los demás del grupo le hacíamos coros… quizás eso le de  ese cierto aire de himno comunitario de gente que se sienten bien entre ellos, como era el caso en woddstock en esa época al igual que en el Parque de María Luisa en Sevilla; hoy me he acordado con alegría de estas canciones y estas atmósfera que ahora son Wintage pero que vuelven a brillar con todo su esplendor nada mas que suenan unas cuantas notas, esa es la magia de la música que viene a alegrarnos un poco en esta época de confinamiento.





Tapita el 28 de Abril del 2020. Soleá Raga.

28 04 2020

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ILUSTRACIÖN:Foto con mis compañeros de izquierda a derecha, Manuel Imán, Manglis, yo, Luis Clemente y Ananda en la Boega Cabriñana.

Tapita el 28 de Abril del 2020.

La Tapita improvisación de hoy es una Soleá, que parece que me he levantao con ella puesta, pues toco la misma soleá varias veces,y  en esta improvisado con guitarra eléctrica cajón y sitar; la he utilizado un poco como motivo de un hipotético raga flamenco… después de tocar la melodía esta soleá improviso como en un raga.

La letra de esta soleá dice: Si no fuera por mi hermano me hubiera muerto de hambre, nunca le falta a mi hermano cachito de pan que darme.

Desde luego hay similitudes con los ragas pero también muchas diferencias, ya que la música india generalmente es mas contemplativa que la flamenca y la repetición del tema en esta clásica soleá siempre tiene un significado más individual, no trata de fundirse con el todo sino mas bien afirmar la individualidad de un sentimiento y de una persona.

El ritmo solemne de la soleá, que parece mas de rito litúrgico que de fiesta, ( como decía Miles Davis hablando de la influencia flamenca de su disco famoso Sketches of Spain en el que compuso y interpreto con su trompeta varios temas uno “Saeta” y otro “Soleá” decía Davis el flamenco es mas como una misa que como una fiesta.

Poe supuesto la saeta y la soleá si, pero otros  son mas de fiesta o festeros.

En fin me he encontrado esta foto con mis compañeros y la he puesto aquí, ilustrar y dar categoría a la tapita de hoy.

 

 

 

Soleá Raga.





Tapita del 26 de Abril del 2020. duo de sitar y guitarra.

26 04 2020

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ILUSTRACIÓN. Dibujo a lápiz.Gualberto

Tapita del 26 de Abril del 2020. duo de sitar y guitarra.Como se puede expresar la enorme tristeza que te oprime, que no se comprende, que no te acostumbras, cuando perdemos un amigo… no se puede expresar, yo no puedo… el tratar de explicar con palabras algo que sientes tan fuerte, con tanta intensidad y tan dentro de ti, no tiene sentido ,no necesita explicación al menos para ti mismo; hay muchas frases hechas que siempre se dicen y es es cierto que el compartir las cosas amortigua el dolor, pero no lo quita, mas bien se reparte entre todos los que lo sienten que no es poco.
Estamos en una época en que estos sentimientos lo experimentamos casi cada día, y cada día levantamos el animo y buscamos consuelo u olvido en las cosas mas sencillas y cotidianas, y cada uno termina encontrando su camino para poder continuar… a veces solo hay que mirar por la ventana y ver como resbalan las gotas de lluvia por las hojas de los árboles o por el mismo cristal de la ventana aunque de a la triste realidad de un patio interior o al campo abierto… a veces tocando un instrumento que saca de ti lo que no sabes decir o no encuentras en las palabras; cada uno encuentra su forma sin importar si se es hombre o mujer, rico o pobre, de una religión o de otra .
Para mi, a veces así se amortigua un poco ese sentimiento que en el fondo quieres seguir conservando, pero que envuelto en la música duele menos.





Tapita del 25 de Abril del 2020. trío de guitarras eléctricas.

25 04 2020

 

ILUSTRACIÓN: Acuarela.Gualberto

Tapita del 25 de Abril del 2020. trío de guitarras eléctricas., ayer asistí aquí en la taberna galáctica a un espectáculo que te hubiera gustado ver, porque se que te gustan estas cosas. Al atardecer en una de las salas que da a la constelación de casipea está el gran teatro planetario y allí pusieron una obra multi global que trata de las andanzas aventuras y desventuras deunos héroe del pleistoceno inferior que en la tierra llamaríamos Metal Wintage, los héroes eran tres y luchaban al mismo tiempo que formaban armonías sonoras… es difícil entender este concepto de movimiento historias del pasado y música, pero en fin el ver este espectáculo dio pie a que se me ocurriera esta música que te mando para que la pongas de tapita en la tierra en la página esa que tanto te gusta, empieza con una especie de gestos sonoros que viene podrían ser fgruñidos de monstruos antidiluvianos para seguidamente escucharse una tambora india una especie de lejanía medida en años luz, y a partir de ahí las tres guitarras empiezan a dialogar entre ellas con sonidos salidos todos de una única guitarra eléctrica tocada tres veces o sea, en trespistas diferentes, se trata como no podría ser de otra forma de mi Hamer, )( la psicodélica,  calibrada compensada y quintada por el genial guitarrista Pepe Torres en mi última visita a la bendita tierra de Montilla.

 

 





Tapita del 24 de Abril del 2020. La hora del Vermut.

24 04 2020

 

ILUSTRACIÔN:Acuarela.Gualberto

Tapita del 24 de Abril del 2020.

La hora del Vermut.

Querido Antonio Falcón, la hora del vermuto de la taberna galáctica, no es otra cosa que el recuerdo del vermut que tomábamos mi compadre Dionisio yo y algunos amigos en Zaragoza, cuando yo estaba grabando en zaragoza en el estudio de Paco Aguaroz insigne músico compositor poeta y clarinetista consumado, como yo me quedaba en casa de Dionisio muchos días, la hora del vermut era de prescripción diaria. allí nos reunimos una interesante fauna humana, entre ellos estaba Luis fatal, y sobre todo “el abuelo” Jose luís Labordeta” al  que conocí un día en un pueblo pequeñito de Aragón que el tocaba y allí fui con mi compadre y algunos amigos.

Labordeta cantó una canción ” la cieguecita” que me hizo llorar por lo triste que era su situación que era la situación de mucha gente en los monegros y en aquella zona despoblada de Aragón, después el concierto  estuvimos en casa de Aguaroz y estuvimos hasta el día siguiente cantando, tocando la guitarra y pasándolo bien, Jose Luis Labordeta, cantaba jotas de todo tipo y yo tocaba las jotas por alegrías porque las jotas coinciden muy mucho con los acentos de las alegrías, no te puedes ni imaginar querido Antonio la cantidad de letras de jotas que existen,  de todo tipo aunque casi siempre con la misma música, y en la voz áspera y sincera del abuelo era una cosa increíble, en fin no quiero alargarme pero mi amistad y admiración por el abuelo, mi compadre Luis faltas y todos hizo que yo volviera varias veces mas por Zaragoza a disfrutar del vermut en ese bar que por cierto hace unos años 3,o 4 que toque un concierto en Zaragoza viviste ese bar con mi compadre Dionisio… allí el tiempo se detiene igual que en este lado de la galaxia, donde yo en recuerdo de mi compadre bauticé aquí en esta parte de la galaxia la costumbre del vermut, aunque aquí la fauna que puebla esta taberna viene de todas partes del universo conocido y hay tanta variedad como de gentecomo  jotas hay en Aragón.

La musica está hecha con el sitar y la estratocaster, el sitar está ensimismado y la guitarra esta atenta para darle la atmósfera exterior que sustenta el ánima interior.

Hagamos un brindis con vermut en homenaje a ese gran ser humano al que llamábamos el abuelo, Jose Luis Labordeta.

 

 

 





Tapita del 23 de Abril del 2020.Arbol y arroyuelo

23 04 2020

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ILUSTRACIÓN: María la gitana.

Tapita del 23 de Abril del 2020.Arbol y arroyuelo

La Tapita de hoy querido Antonio se remonta al remoto aunque en realidad presente pasado de mi infancia provocado por la foto que he visto en la pagina de la Carbonería… comprendo que para los seres que tengo alrededor en esta taberna galáctica con tanta tecnología le parezca una perdida de tiempo pensar en estas cosas y la verán como sentimentaloides, pero como digo muchas veces no es tóxico sino refrescante para mi.

esta tocada esta tapita con un Swarmandal, (instrumento indio tipo arpa con 38 cuerdas) lo he tocado una parte con dos púas y otras con las manos directamente con los dedos: el otro instrumento es mi strato con su sonido cristalino de arroyuelo cantarín… aunque puede parecer mas arroyuelo el swarmandal.

Están tocados los dos instrumentos si pretender hacer nada especial, solo disfrutar con el sonido de los instrumentos. igual que el arroyo no pretende hacer ningún sonido pero precisamente por eso es maravilloso

refrescante y relajante.

El swarmandal es un árbol que está con algunas raíces en el agua y otras fuera, en la pequeña ladera que baja al arroyo, el sonido lo hace el viento al pasar a través de las ramas y las hojas… si efectivamente es una morera.

Todo esto es en homenaje a mi tía María, que ahora en su estatua que está en la carbonería con esa luz tan bonita como recibiendo a la gente la llaman María la gitana, para mi es mi tía María; siempre llevaba ese delantal como en la escultura que hizo Nicomedes un escultor que vivía en el Corral del Cura donde vivía mi tía y yo también.

Me llamaba y cuando me acercaba hacía sonar las monedas que llevaba en el bolsillo del delantal y decía si me das un beso te doy unas monedas, Pum! me lanzaba a por el beso y las monedas.

Creo que el árbo,l el arroyuelo y la musica que no prentende nada, puede  rendir un buen homenaje a la humildad y a la historia de mi tía María que ya contare otro día.

 








A %d blogueros les gusta esto: